miércoles, 27 de febrero de 2013

Las 10 mayores empresas de alimentación y bebidas no respetan los derechos básicos de sus productores

“Es hora de que las empresas asuman una mayor responsabilidad social en cuanto a la enorme influencia que tienen en las vidas de las personas que viven en la pobreza.” 
Jeremy Hobbs Director ejecutivo de Oxfam Internacional

 La organización internacional Oxfam afirma que las políticas sociales y medioambientales de las diez mayores empresas de alimentación y bebidas no se adaptan al que debe ser su propósito actual y que, por tanto, deben ser reformadas. Estas empresas (las "10 Grandes") –que en conjunto ganan 1.000 millones de dólares al día– no están respetando algunos derechos básicos de los millones de personas de los países en desarrollo que les proporcionan tierra, agua, mano de obra y materias primas para elaborar sus productos. El objetivo de Tras la marca, desarrollada en el marco de la campaña CRECE -cuya meta es contribuir a arreglar un sistema alimentario roto- es evaluar y clasificar, por primera vez, las políticas agrícolas, los compromisos públicos y la supervisión de las cadenas de suministro de Associated British Foods (ABF), Coca Cola, Danone, General Mills, Kellogg’s, Mars, Mondelez, Nestlé, Pepsico y Unilever. Para ello, Oxfam ha desarrollado un índice para analizar las políticas sociales de estas empresas, según el cual ABF (19%), Kellogg’s (23%) y General Mills (23%) son las que peor puntuación obtienen. Estas tres empresas cuentan con políticas más débiles que, por ejemplo, Coca-Cola (41%), Unilever (49%) o Nestlé (54%). Un legado de más de cien años "Algunas empresas son conscientes de la importancia de la sostenibilidad y han adquirido importantes compromisos que deben ser aplaudidos", señala Jeremy Hobbs, director ejecutivo de Oxfam Internacional. "Pero ninguna de las 10 mayores empresas de alimentación y bebidas está siendo lo suficientemente rápida a la hora de poner fin a un legado de más de cien años durante los cuales se han beneficiado de una tierra y una mano de obra muy barata que les ha permitido elaborar sus productos a gran escala, obteniendo enormes beneficios pero con un elevado coste social y medioambiental. Ninguna de estas empresas ha obtenido una buena puntuación total. Todas ellas tienen aún mucho por hacer”.

 MÁS INFORMACIÓN.....PINCHA AQUÍ.


Tras 18 meses de minucioso trabajo, Oxfam te revela cómo funcionan las empresas alimentarias más grandes y poderosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario