miércoles, 11 de febrero de 2015

MESAS REDONDAS: COMPRENDER Y CONOCER LOS ALIMENTOS

El objetivo básico y general de este ciclo de mesas redondas sobre unos aspectos concretos de alimentación y salud es aproximarnos y seguir remachando un poco más la evidente importancia que comer tiene sobre el ser humano. De la misma manera que tres puntos de apoyo conforman el mejor sostén para apoyarse, si compaginamos lo mejor posible ese triple pedestal que los alimentos suponen para el individuo lograremos acercar lo cotidiano, como es nutrirse, a la posibilidad de hacerlo sin reñir con la salud, todo lo contrario, ni tampoco con el paladar. Aunar y equilibrar esta necesidad vital de comer para alimentarse, con la oportunidad de que dicha comida fortalezca la salud y que, al tiempo, saborearla sea un placer, una de las mayores satisfacciones que una persona puede obtener.
Acercándonos más a ciertos aspectos específicos, estas mesas redondas pretenden explayarse, también, sobre la nueva filosofía, llegada de Japón, sobre los alimentos. Sus aspectos básicos pasan por conocer los alimentos, sus propiedades naturales, el tiempo óptimo de recolección y sus características pormenorizadas e individuales. Comprender su esencia para una mejor preparación, su excelente degustación y una perfecta asimilación. Siempre equiparable a la sempiterna propuesta del Ecologismo Nacional: consume de tu entorno, producto de temporada y  que, dicho producto, esté adecuadamente cocinado.
 
Yoshihiro Narisawa (Japón 1969), es el impulsor de esta nueva filosofía, llamada Narisawa, su cocina personal, enraizada en la naturaleza y la sostenibilidad, busca comprender y conocer los alimentos. Es el chef naturalista con más proyección universal, se ha transformado en el último fenómeno de la cocina mundial. Su sello distintivo es la militancia por la sostenibilidad, esto sumado a su vocación por los sabores vivos y a un lazo muy estrecho con su país. De algún modo, la gastronomía de Narisawa es la más japonesa de todas las de su país. Combina los elementos que considera primordiales a nivel filosófico: fuego, agua, tierra y carbón.
El objetivo de su cocina es que la naturaleza se haga presente en la mesa y deje sin palabras a quien lo pruebe. El menú es reflejo de la filosofía y del arte de Yoshihiro Narisawa, y lo varía de acuerdo a las estaciones del año. ¿La razón? Para él es un deber captar la esencia de cada temporada: vientos, olores, colores; la frescura de las verduras, frutas y pescados. “Seguir el curso de la naturaleza, sin forzarla, es el deber de todo ser humano”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario